El arreglo de alfombras en Vizcaya es imprescindible para garantizar la óptima conservación de cualquier clase de moqueta. Estos elementos decorativos ayudan a definir los espacios aportando una dosis de confort y calidez incuestionables.

Sin embargo, con el paso de los años, el uso y el paso del tiempo inciden directamente en el deterioro de una alfombra, haciendo necesario el arreglo de alfombras en Vizcaya. Por esa razón, existen varios trucos para alargar la vida de cualquier alfombra, estora, moqueta o felpudo.

Por un lado, el uso es el elemento que más influye en el desgaste de una alfombra. El hecho de pasar por encima de ellas una cantidad considerable de veces al día provoca que su color pierda luminosidad e intensidad, que se generen polvo y manchas o que se deshilachen.

Un truco para que los colores brillantes no pierdan su brillantez es aplicar una dosis de sal cada 15 días. Se esparce por toda la superficie de la alfombra y se deja actuar durante 60 minutos. A continuación, la sal se retira con un aspirador.

En ese sentido, se pueden utilizar, además, otros productos naturales alternativos a la sal muy eficaces, como el zumo de limón o el vinagre, ambos mezclados con agua templada y jabón.

Por su parte, las manchas también hacen que la alfombras tengan un peor aspecto. Para eliminar las manchas más recientes, es recomendable usar un cepillo con agua tibia y amoníaco o bicarbonato sódico. A continuación, se debe secar con una toalla seca y limpia, sin frotar. Si el lamparón está incrustado, se puede eliminar con una esponja y mezclando dos cucharadas de detergente con tres de vinagre y una taza de agua caliente.

Desde Taller de Alfombras consideramos que la conservación de las alfombras es clave. Ponte en contacto con nosotros y prueba la calidad de nuestros servicios gracias al asesoramiento de nuestro experimentado equipo de profesionales.